📸 : @Manatimx

Mujeres poblanas se sumaron al reclamo nacional por la presunta violación de una menor de edad por parte de cuatro policías en la Ciudad de México.

Este viernes, la protesta de las poblanas formó parte del llamado nacional que dejó varias ciudades del país con una “brillante” estela rosa y morada.

A la manifestación convocada frente a la Fiscalía General del Estado (FGE) acudió una centena de mujeres armadas con diamantina, azúcar,aserrín y arroz, quienes reclamaron a la sede encargada de investigar los delitos, abrir las carpetas de investigación y dar justicia a todas las víctimas de feminicidios en el estado.

Entérate: Chiflidos y piropos ya son considerados delito en la CDMX

Nos manifestamos con diamantina porque ustedes nos bañaron en sangre”, “Yo si te creo”, “Justicia violadores”, “Verga violadora a la licaudora”, “Las niñas no se tocan”, entre otras fueron las consignas que gritaron y se leyeron en pancartas y paredes.

Además de “No me calmo, pendejo”, “Me cuidan mis amigas, no la policía”, “No nos cuidan, nos violan y nadie hace nada”, “Fiscalía violadora”, “Antes violentas que muertas” y “Les indigna una pinta y hasta la brillantina pero no una fiscalía femenicidas”.

En el mismo espacio se dio lectura a un pliego petitorio en el cual se exige hacer un alto a la violencia.

“El hostigamiento, el acoso, la violencia, las violaciones y feminicidios son atropellos a los derechos humanos, que cada día, niñas y mujeres en Puebla, México y el mundo vivimos. Transitamos diariamente con el temor de que al salir de casa seamos hostigados en las calles, acosados en el transporte público, trabajo, o la escuela. Violentadas por nuestras parejas, amigos o jefes. Violadas por nuestro novios, esposos, padres, hermanos, tíos, abuelos o la policía misma”.

Con la protesta, una vez más, las mujeres buscan visibilizar las trabas que tienen para acceder a la justicia.

 

Además, durante la protesta las asistentes destrozaron una patrulla, presuntamente en respuesta a las burlas de personal de la fiscalía, quienes desde el interior se rieron de sus acciones, al tiempo que otros sujetos las grababan, acción con la cual buscaban hostigar al movimiento y las manifestantes.

La movilización, concertada a las 16 horas, culminó poco después de una hora, dejando a la vista las coloridas consignas, sin embargo poco antes de las 20 horas ya se habían “desvanecido”, gracias a la “inmediata reacción” del personal de la FGE.