Martes

19 de Marzo del 2019

Con mutuas acusaciones, cierran Armenta y Barbosa precampañas

Con mutuas acusaciones, cierran Armenta y Barbosa precampañas

En sendos actos, este domingo Alejandro Armenta Mier y Miguel Barbosa Huerta, aspirantes a la candidatura de Morena por la gubernatura realizaron sus cierres de campaña, durante los cuales se lanzaron mutuas críticas, sin nombrarse abiertamente.

Ello podría deberse a que en los estatutos se advirtió que no se tolerarían dichas expresiones y es que la sanción podría incluir dejarlos fuera de la contienda.

Desde el zócalo de Puebla, Alejandro Armenta Mier mantuvo sus acusaciones contra las Secretarías General de Gobierno y de Finanzas, advirtiendo que desde ahí Fernando Manzanilla Prieto orquesta la represión en contra de diputados locales, presidentes municipales y ciudadanos, que han optado por pronunciarse a favor de él.

Respaldado por senadores y diputados federales, Armenta Mier aseguró que él no está desesperado por ganar, a diferencia de su más cercano rival político, Miguel Babosa Huerta, a quien, sin nombrarlo, le criticó que diera entrada a priistas como Javier López Zavala.

“Nosotros no estamos desesperados, a nosotros no nos inquieta, como a ellos en su desesperación, están contratando liderazgos… a esos que acaban de contratar en la campaña que les compren una matraca porque nosotros vamos a ganar y no les vamos a permitir que salgan con sus maletas de dinero, que saqueen el estado, les vamos a exigir cuentas porque solo llegaron al poder a saquear al pueblo, son la herencia de ese morenovallismo que no queremos en Puebla”.

También hizo alusión a la condición física del experredista, presumiendo que él si cuenta con la “capacidad física” para trabajar con los ciudadanos y campesinos.

“Me comprometo desde Morena hacer un gobierno que haga faena con los empresarios y comuneros, que haga trabajo físico con los barrios y rancherías para encabezar la organización social, mantener con vigencia la estructura del estado”.

Incluso ofreció que, en caso de ganar la interna, no “colonizarán” partidos, ni se apropiarán de dirigencias partidistas como ocurrió en el pasado.

“No queremos un gobierno que colonice a los partidos, no queremos un gobierno que se apropie las dirigencias partidistas como hemos pasado, queremos un gobierno que respete la democracia”.

A sus críticas se sumaron los diputados local y federal, Miguel Trujillo de Ita e Inés Parra Juárez, respectivamente, quienes acusaron al gobierno de Guillermo Pacheco Pulido de intervenir la elección interna de Morena, por medio de represión a presidentes municipales y amenazas.

Incluso Parra Juárez señaló a Yeidckol Polevnsky Gurwitz de haber infiltrado “gente con vicios” como lo es Barbosa Huerta, al tiempo que le pidió a la lideresa transparentar la encuesta.

“En Morena se ha infiltrado gente con vicios, Miguel Barbosa viene hacer de Morena lo que hizo del PRD, como fundadora de Morena y de base que luché contra la corrupción y con esos vicios, tenemos que defendernos. Desde este estrado le envió mensaje a Yeidckol, que transparente la encuesta que sea imparcial, que se conduzca con independiencia, profesionalismo y que se comporte como una dirigente, que se ubique porque Morena no es el PRI, Morena no es un partido de estrado, Morena tiene principios”.

No obstante, ninguno de los dos presentó pruebas que respaldaran sus acusaciones.

No me apoyaron

Mientras, desde Tehuacán, municipio del que es originario Barbosa Huerta, el también excandidato a la gubernatura de Puebla, arremetió en contra de sus pares Armenta Mier y Nancy de la Sierra Arámburo, a quienes acusó de haberse “doblegado” en el poder durante el conflicto postelectoral.

“No les falle, no me raje, me mantuve en firmeza, mientras otros dijeron nosotros ganamos él perdió, mientras otros dijeron hay que pactar. Yo sabía que si yo me doblegaba todo se acababa. Imagínense si yo hubiera pactado, si yo no hubiera seguido el proceso postelectoral, yo lo sostuve, junto con ustedes, junto con los diputados, no los dos que hoy aspiran también a ser candidatos, ellos no lo sostuvieron, si yo hubiera pactado todo se hubiera acabado, todo hubiera sido una historia que ya se estuvieran contando todos, especulando y Miguel Barbosa tuviera las bolsas llenas de dinero sucio”.

Nuevamente, sin nombrarlos, consideró como su “fuerte” el llevar “dos años” de campaña.

“Ya se cansaron en ocho días, yo llevo dos años chingándome aquí. Quieren ensuciar el procedimiento. Uno hizo eventos de 300 o 400 gentes, otra ni siquiera empezó y nosotros miles, los arrasamos en la precampaña”.

En otro tenor sobre el apoyo que recibió del marinista Lopez Zavala, el aspirante justificó asegurando que lo hizo para abonar a la “reconciliación” del estado.

“Esta adhesión política no se construye en un día, se construye con acuerdos, acercamientos, se construye con diálogo, hoy en ocho días hemos recorrido la mayor parte del estado, en esta precampaña para seleccionar al candidato de Morena, este equipo político ha recorrido casi todo el estado de Puebla, hemos hecho reuniones con miles de personas. En este diálogo se atrae a muchas personas, hombres y mujeres de pensamiento progresista que están interesados en el futuro del estado”.

Ello pese a que López Zavala, tras perder en 2010 contra Rafael Moreno Valle, redujo su presencia en la vida pública y agenda política.

Cabe mencionar que aunque hoy realizaron sus cierres masivos, las precampañas terminarán este martes por lo que los candidatos continuarán promoviéndose ante simpatizantes y militantes.

0 Comentario(s)

Artículos sugeridos