Redacción PH

La ola de violencia que se vivió la noche del martes en los municipios de Celaya, Irapuato, Silao y Zapopan, y que dejó una estela de taxis, autobuses, coches particulares, comercios y tiendas de conveniencia incendiados, además de bloqueos, se habría dado en respuesta a la detención de jefes criminales.

Informó Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en su conferencia de prensa matutina al referirse a los enfrentamientos y narcobloqueos que se vivieron en municipios colindantes de Guanajuato y Jalisco.

Precisó que estos ataques respondieron a que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) intervino en una reunión de bandas criminales, lo que desató la ola de violencia en donde se llevaron a cabo bloqueos, así como quema de vehículos y comercios en las dos entidades.

“Intervino la Sedena y las Policías de Jalisco y Guanajuato, porque al parecer había un encuentro, una reunión de dos bandas y llegaron elementos de la Sedena y hubo un enfrentamiento, hubo detenciones. Esto provocó las protestas, las quemas de vehículos, no solo en Jalisco, sino también en Guanajuato”

Aseguró que “hay detenidos tanto en Jalisco como en Guanajuato, de los que estaban en la reunión. Al parecer sí, jefes de grupos, porque hubo esa reacción muy fuerte y de quemas de vehículos, creo que de Oxxos. Hoy se va a informar bien de lo que sucedió, más tarde”.

El mandatario tampoco indicó que grupos criminales estuvieron involucrados, no obstante videos compartidos en redes sociales confirman que participaron integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Los hechos

Los bloqueos habrían comenzado la tarde del martes en los límites de Ixtlahuacán del Río y Cuquío, en Jalisco, donde se enfrentaron las Fuerzas Armadas con integrantes del CJNG.

En respuesta los sicarios comenzaron a detener vehículos y bajar a sus usuarios para después prenderles fuego en la carretera a Saltillo, específicamente en la zona de ingreso a la ciudad, más tarde bloquearon los cuatros accesos a Zapopan.

Los sicarios también prendieron fuego a unidades del transporte público y bloquearon más avenidas, causando pánico entre los habitantes de ese estado.

Más tarde la violencia se extendió a Irapuato y Celaya, en Guanajuato, comenzó con el incendio de tres vehículos y más tarde se incendió un comercio, conforme pasaron las horas de manera preliminar se sabe que por lo menos 11 tiendas Oxxo fueron incendiados.

Sin embargo, en Guanajuato los ataques se extendieron a otros establecimientos como gasolineras y una farmacia, sin que hasta ahora las autoridades puedan confirmar el número exacto de negocios y unidades vandalizadas.

Lee: Marina detiene a Rafael Caro Quintero

Los informes de negocios y vehículos incendiados se extienden también a los municipios de Salamanca, Silao y Apaseo el Grande, donde cuerpos de emergencia contabilizaron por lo menos 20 reportes de ataques.

Los ataques habrían respondido a la supuesta detención de Ricardo Ruiz Velasco, El RR o El Tripa, identificado como presunto jefe de plaza de esa organización en Zacatecas, Querétaro y Guanajuato.

Esta mañana el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, informó que no hubo personas muertas, a la par que se logró el aseguramiento de cinco presuntos delincuentes y nueve vehículos un “monstruo” con blindaje artesanal, 31 armas largas, cuatro ametralladoras, un arma corta y explosivos.

Mientras, de parte de las autoridades de Guanajuato, Libia Denisse García, secretaria de Gobierno, solo ha confirmado que las quemas se originaron tras un enfrentamiento en Jalisco.