Este día se cumplen cinco años del “No era penal”, la polémica marcación que dejó fuera, una vez más, a la selección Mexicana en los octavos de final en una Copa del Mundo.

En redes sociales, una vez más desde aquel 29 de junio de 2014, usuarios recordaron el terrible día cuando enfrentaron a Holanda y un Arjen Robben que se lanzó un clavado que cortó el sueño del quinto partido.

Tras lograr de panzazo su a Brasil y enfrentar a Camerún, Brasil y Croacia, se alistó para enfrentar a Holanda, que contaba con una de las mejores generaciones que han tenido: Sneijder, Van Persie, Kuyt, Robben, y compañía, parecían un duro escollo para el TRI.

La suerte comenzó sonriéndole a los aztecas, pues Giovani Dos Santos los puso al frente en el marcador con un golazo arrancando la segunda mitad.

El gol de Dos Santos también se convirtió en el preámbulo de sus momentos más complicados ante el equipo holandés que comenzó a presionar, obligándolos a perder terreno en un descuido defensivo.

Fue Sneijder quien logró emparejar en encuentro faltando solo dos minutos para concluir el encuentro.

Al gol le siguió la intervención de Arjen Robben quien se encargó de desbordar el área sobre la línea final y recortó hacia adentro del campo ante un “marcaje” de Rafa Márquez, el holandés hizo una espectacular caída.

El árbitro portugués Pedro Proença decidió pitar la pena máxima a favor de Holanda, en uno de los hechos más controversiales de esa Copa del Mundo y con ello, los tulipanes tuvieron la oportunidad de definir desde el punto penal su victoria.

Fue así, ante la incredulidad de los mexicanos que reclamaban el clavado de Arjen Robben, cuando nació el “No Era Penal”.

Klaas Jan-Huntelaar se encargó de cobrar con autoridad y engañando a Guillermo Ochoa para poner el 2-1 final a favor de los holandeses y con ello dar inicio a un “sentido” reclamo que cada año revive en redes.

Con este resultado, México se quedaba fuera del Mundial de Brasil 2014 en una jugada de anti fair-play donde incluso el mismo jugador holandés Arjen Robben aceptó días después que no le había cometido falta el capitán de México, Rafael Márquez.