Redacción

Little Richard, conocido como uno de los padres del rock and roll y un hombre que rompió las barreras raciales a través de la música, murió este sábado 9 de mayo a los 87 años de edad. Las causas de su muerte son desconocidas, pero la noticia de su fallecimiento fue confirmada por Rolling Stone por parte del hijo del cantante, Danny Penniman.

Little Richard pertenece a esa ola de artistas que construyeron el rock and roll estadounidense, el cual tenía influencias de rythm & blues y gospel.

Little Richard fue el nombre artístico de Richard Wayne Penniman, quien nació un 5 de diciembre de 1932 en Georgia, Estados Unidos. Nació en una familia numerosa de 12 integrantes, y la mayoría de sus tíos, por ejemplo, fueron predicadores. Este influenció fuertemente su música y su estilo de cantar.

Su camino hacia la industria de la música comenzó desde los 13 años cuando abandonó su hogar (su padre pensaba que Richard era homosexual). A esta edad, más o menos, fue que conoció a Ottis Redding y descubrió varios géneros musicales como el blues y el country, lo que lo motivó más a entrarle de lleno a la música.

A los 15 años fue cuando definió su nombre artístico, Little Richard, y para 1951 firmó su primer contrato con la disquera RCA, pero en los años siguientes, no tuvo éxito alguno. Su carrera despuntó hasta 1956 con el enorme impacto que generó “Tutti Frutti”, al que le siguieron decenas de éxitos dentro del rock como “Good Golly Miss Molly”, “Long Tall Sally o “Lucille”.

Little Richard destacó de entre los demás por la potencia de su voz, influenciada por la música religiosa afroamericana y la forma en la que tocaba el piano. Su referencia directa fue Esquerita, un cantante y pianista de Carolina del Sur.

Little Richard dio forma, junto a artistas como Chuck Berry o Bo Diddley, abrieron el paso y se convirtieron en inspiración para Elvis Presley, los Beatles, los Rolling Stones, David Bowie o Elton John.

El oriundo de Georgia retiró de los escenarios desde 2013, cuando cumplió 80 años.