Adolfo López Badillo, ex ombudsman de Puebla durante el gobierno de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad, señalado por encubrir casos de violación a los derechos humanos perpetrados por el gobierno estatal, presentó su solicitud para dirigir la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Este viernes en Twitter, el expresidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH), compartió una fotografía y un mensaje en el que informa que presentó en el Senado su solicitud para ser tomado en cuenta en la próxima selección, de quien sustituirá a Luis Raúl González Pérez.

Para entende: En 2018, la CDH sólo emitió 16 recomendaciones de 7 mil quejas

En su mensaje el exfuncionario se jacta de estar convencido de defender los Derechos Humanos y a las personas.

“Mi compromiso es y será el respeto a la dignidad personal”, escribió.

Su mensaje contrasta con su accionar en Puebla, ejemplo de ello es lo ocurrido con el caso Chalchihuapan, en el cual guardó silencio y desde el organismo que encabezó fueron contadas las veces que se pronunció por lo ocurrido.

Lo mismo ocurrió con los opositores del proyecto Morelos, varios de ellos detenidos y encarcelados arbitrariamente sin que el organismo que encabezó interviniera en favor de los activistas.

Para saber: 423 feminicidios después, CDH pide alerta de género para Puebla y Tehuacán

O la Ley del Agua con la que se privatizó el servicio en el estado, tema por el cual defendió al gobierno estatal al asegurar que si la dependencia no actuaba era porque “no podía considerarse inconstitucional ni que violentara los derechos humanos”.

Lo mismo ocurrió con la Alerta de Género, los feminicidios, las desapariciones, expropiaciones y otros tantos temas por los cuales tampoco se pronunció, hasta el día de su renuncia ocurrida en el mismo mes en que Miguel Barbosa Huerta, triunfo en las urnas durante la elección extraordinaria.