Jeffrey Epstein tenía en su casa de Manhattan un retrato muy extraño del expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, en la cual aparece el político posando en un vestido azul y tacones rojos.

De acuerdo con Daily Mail, el cuadro le pertenecía al empresario de 66 años que se quitó la vida el pasado sábado pasado, luego de ser sentenciado a 45 años en prisión por pedofilia.

En la imagen se observa a Clinton sentado en el despacho Oval. Lleva puestos zapatos de tacón rojos y un vestido azul.

El vestido es parecido al de Monica Lewinsky, la pasante de la Casa Blanca con la que tuvo una escandalosa relación, o incluso a uno de los atuendos que su esposa, Hillary, lució en la gala de los Kennedy Center Honors en 2009.

En él, el expresidente sonríe e indica con un dedo al espectador.

“Parsing Bill” (Analizando a Bill) es el título de la obra, de la pintora australiana-americana Petrina Ryan-Kleid. La artista la exhibió en 2012 en la Academia de Arte de Nueva York cuando se graduó. Sin embargo, es incierto si el empresario compró el retrato o tenía una copia.

Se cree que el cuadro llegó a la mansión de Epstein, valuada en 56 millones de dólares, en octubre de 2012: siete años antes de que el empresario fuera acusado de tráfico y abuso sexual de menores.

”Era definitivamente Bill Clinton. Fue impactante, definitivamente era una pintura de él. Era una imagen sexual muy provocativa. Llevaba tacones, un vestido azul y su mano estaba en una posición extraña”, confesó la fuente anónima.

As if things weren't weird enough. The painting was secretly snapped inside the pedophile's lavish $56 million home in…

Posted by Kelli Gordon on Wednesday, August 14, 2019

La fuente reveló a Daily Mail que vio la pintura a través de la puerta abierta de una de las habitaciones de la mansión de Epstein mientras estuvo allí durante una visita de negocios.

Además, contó que en esa ocasión también notó a una menor que parecía tener 14 años esperando un encuentro con el financista.