Redacción

Una semana antes del arresto de Salvador Cienfuegos Zepeda, el general Roberto Miranda Moreno, agregado militar en la Embajada de México en Madrid, entregó sus oficinas en la calle Carrera de San Jerónimo.

Roberto Miranda, amigo personal de Enrique Peña Nieto es un militar con una carrera de alto nivel y en 2012 compitió por la titularidad de la Sedena con Cienfuegos.

Tras perderla Miranda Moreno fue designado como jefe del Estado Mayor Presidencial (EMP).

De acuerdo con el medio La Política Online Miranda Moreno era un militar de gestos bruscos, propenso a levantar la voz y criticar a subordinados, personalidad que no comulgaba con la del entonces presidente Peña Nieto, quien incluso buscó reemplazarlo por el general León Trawuitz pero fue vetado por Luis Videgaray.

Luego de varios viajes por el mundo Peña y Moreno se volvieron amigos y era habitual verlos en el avión presidencial jugando ajedrez.

Durante el juicio contra Joaquin Guzmán Loera en Nueva York, Miranda Moreno fue involucrado por al menos dos testimonios.

El hijo de Ismael “El Mayo” Zambada habló de la colusión entre altos militares y el narco en el sexenio anterior.

Fuentes de la Sedena indicaron que a Miranda Moreno se le recomendó renunciar ante un posible arresto por lo que el agregado militar arregló todo para irse del país.

Actualmente se desconoce su paradero.

Con información de La Política Online