Edén Político

Pedro Lara Hernández

“Todo el arte de la guerra se basa en el engaño”
Sun Tzu. Estratega chino.

En la obra épica La Iliada escrita por Homero, se encuentra inmortalizada la historia de El Caballo de Troya. Cuenta la leyenda griega que después de un prolongado intento sin éxito de los griegos por tomar la Ciudad de Troya, Odiseo puso en marcha un plan ingenioso, construyendo un enorme caballo de madera hueco, y lo colocó frente a las murallas de la ciudad como un supuesto regalo de rendición y simuló una supuesta retirada.

Los troyanos al observarlo creyeron que el enorme caballo era un tributo de los griegos y un símbolo de su retirada. Entonces decidieron introducirlo dentro de su ciudad como un gran trofeo. No se percataron los troyanos, que en su interior iban escondidos un selecto grupo de soldados liderados por Odiseo. Durante la noche los hábiles guerreros salieron del caballo, abrieron las puertas de Troya para que el ejército griego ingresara, comenzando un intenso ataque sorpresa.

De esa forma los griegos lograron conquistar la ciudad de Troya, y así poner fin a la larga guerra sostenida entre ellos. Este hecho ha sido catalogado a lo largo de la historia como un símbolo de traición y engaño.

Algo muy parecido a la ciudad de Troya observo que está pasando en el partido MORENA. Y como decía sabiamente, Don Jesús Reyes Heroles: En política, hay sumas que restan.

En este histórico e inédito tiempo político lidereado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, existe una justificada preocupación entre los militantes del poderoso partido MORENA en el país, debido a la cantidad de caballitos de troya que este partido ha ido recogiendo en el escenario político nacional, auténtico material de desecho y pudrición que por los altos niveles de corrupción en que se manejaban, fueron expulsados de los nichos originales en donde actuaban, provocando el declive de esos partidos políticos. La rápida y fuerte  contaminación de estos malos elementos, ya está haciendo fuertes grietas en el partido MORENA, porque los recien llegados ya se sienten con derecho a ocupar las posiciones de privilegio ganadas legítimamente por los integrantes originales de MORENA.

Recordemos que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) fue fundado por Andrés Manuel López Obrador el 2 de octubre de 2011. El 20 de noviembre de 2012 se resolvió que el movimiento pasara de ser un movimiento social a un partido político. El 9 de julio de 2014 el Instituto Nacional Electoral emitió la resolución que le otorgó su registro como partido poitico nacional. El cual tendría efectos constitutivos a partir del 1º de agosto de 2014. El primer proceso electoral federal donde participó MORENA fue en el año 2015 donde obtuvo el 8 por ciento de la votación nacional.

En la elección nacional celebrada el 1 de julio de 2018 el partido MORENA se convirtió en la primera fuerza política del país. Obteniendo la Presidencia de la República con el candidato Andrés Manuel López Obrador obteniendo 30 millones 113 mil 483 votos y la mayoría parlamentaria en ambas cámaras del Congreso de la Unión. Actualmente MORENA gobierna 21 estados del país y cuenta con más de 2 millones de militantes.

Como los caballitos de Troya recién llegados de otros partidos olfatean que el hueso de MORENA ya tiene buena carnita, luchan a brazo partido por ese apetecible bocado político contra los militantes auténticos de ese partido político. En este movimiento de oportunismo pragmático no tiene nada que ver el programa de gobierno ni el esquema ideológico del partido, sino que solo es producto de la ambición y de intereses económicos de lo más vil y cínico que uno se puede imaginar. Sin olvidar que los agazapados PRIANISTAS están especializados en el camaleonismo político, lo que les facilita su mañosa integración.

En el próximo sexenio gubernamental, ya sin López Obrador de Presidente de la República, se necesitará de los mejores pilares para poder gobernar a favor del pueblo, el más esencial de ellos es el Congreso de la Unión, el poder Legislativo.

Ojalá MORENA reaccione a tiempo proponiendo a sus mejores mujeres y hombres en las próximas elecciones, solo eso puede evitar el declive que ya se ve venir.