Este sábado, horas después de ventilarse que Josefa González Blanco Ortiz Mena, titular de la Semarnat, retrasó durante 38 minutos el despegue de un avión, confirmó su renuncia al organismo en el que estuvo al frente durante casi seis meses.

Con su renuncia la exsecretaria se convierte en la segunda baja en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

En una carta la exfuncionaria reconoció que fue la responsable del retraso de un vuelo comercial, por lo que renuncia es una muestra de congruencia en la transformación de México necesita y debe comenzar “por la convicción personal y la congruencia de los actos”.

“El verdadero cambio requiere que nadie tenga privilegios y que el beneficio de uno, así sea para cumplir con sus funciones, no esté por encima del bienestar de la mayoría”.

Más tarde, el presidente confirmó su baja y anunció que aceptó su renuncia por congruencia, ya que en su gobierno habrá cero tolerancia al influyentismo, al amiguismo y a la corrupción.

“No se puede fallar al pueblo en nada… por eso se aceptó la renuncia de Josefa”.

Manuel Velasco, el sucesor

Con su renuncia ya se barajan varios nombres para suceder a González Blanco, siendo el más probable el de Manuel Velasco Coello, exgobernador de Chiapas y hoy senador.

Velasco Coello, miembro del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), ha causado preocupación entre analistas y detractores, quienes han advertido que la llegada del chiapaneco es un error.

Y es que, en varias ocasiones se ha cuestionado el excesivo gasto y deuda que dejó a su estado que concentra a una gran parte de población indígena.