Viernes

14 de Diciembre del 2018

La “cuarta transformación” toma el Congreso de Puebla

La “cuarta transformación” toma el Congreso de Puebla

Desde temprana hora, policías municipales y estatales comenzaron a resguardar los alrededores del Congreso del Estado, pues poco antes del mediodía, arribarían los diputados locales electos para tomar protesta como integrantes de la Sexagésima Legislatura del estado de Puebla.

Contrario a lo que ha ocurrido con otras tomas de protesta, esta vez no hubo lluvia de políticos y funcionarios, a pesar que las invitaciones fueron enviadas a tiempo y se cumplieron con los protocolos correspondientes.

Y es que en Puebla, a dos meses y 15 días del 1 de julio, aún no hay certeza de quien ganó la elección a la gubernatura, pues aunque Martha Erika Alonso tenga la constancia de gobernadora electa en las manos, la elección está impugnada, ya que a la fecha las cuentas en la “elección histórica” no cuadran, no así la violencia de aquel día que parecen ser el claro indicio de un fraude que las autoridades electorales locales no logran ver.

Afuera

Por ello, conforme pasaba el tiempo, el número de partidarios de Morena apostados a las afueras del Congreso iba en aumento, quienes desde ahí gritaban consignas contra el fraude electoral, al tiempo que exigían a los integrantes de la coalición de “Juntos Haremos Historia”, entregue buenos resultados durante su gestión.

Uno de dichos grupos fue de maestros poblanos que con mantas y carteles exigían terminar con la reforma educativa y al mismo tiempo manifestaban su apoyo a Morena en la nueva legislatura.

Otro más, exigía a los diputados que hicieran algo para revertir el despojo de tierras en la Resurrección, al tiempo que acusaban a Gali Fayad y Luis Banck Serrato, edil de Puebla, de ser títeres de Rafael Moreno Valle, pues no han hecho nada para escucharlos o apoyarlos para defenderse del despojo que está por consumar el gobierno federal para construir casas.

Adentro

Alrededor de las 10:15 horas, invitados y los legisladores electos comenzaron a ingresar el Congreso.

Una de las primeras en llegar al lugar fue Claudia Rivera Vivanco, alcaldesa electa, quien en breve entrevista adelantó lo que sería la postura de toda “Juntos Haremos Historia”: no asistir a la ceremonia del Grito de Independencia a la cual los invitó el gobernador, en un acto de congruencia contra el fraude electoral.

Nuevamente, Puebla sintió el tsunami lopezobradorista, pues al lugar continuaban ingresando presidentes municipales electos, diputados federales, los senadores y simpatizantes de la “cuarta transformación”.

Atrás quedaron los tiempos en los que morenovallistas dominaban la escena, ahora solo estaban presentes los que iban a tomar protesta: Almaguer, Islas, Della Vecchia, Morales, Vieyra, Espinosa, Domínguez, Saavedra, Jiménez, Esquitín, Jiménez, Luna, García, Collantes, mientras que el PRI prácticamente se desdibujó con sus cuatro diputados y Kuri, como el único del PVEM.

Entre los invitados (y al parecer los únicos que respondieron) estuvo Alfonso Esparza Ortíz, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y Héctor Sánchez Sánchez, presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) [aunque él si estaba obligado a ir, pues iba en representación del gobernador].

La apertura

Poco después de las 11 de la mañana, con 40 diputados y la ausencia de la legisladora Vianey García Romero, dio inicio la apertura del primer periodo ordinario de LX Legislatura de Puebla.

Con la mesa directiva instalada y el pase de lista, daba inicio la sesión, que tenía como fondo musical los gritos de los manifestantes.

José Juan Espinosa Torres, diputado y presidente de la Mesa Directiva, en su discurso y después de cederse a sí mismo la palabra, lamentó que el gobernador no haya asistido a la toma de protesta.

Tas el reproche anunció que ni él ni nadie de “Juntos Haremos Historia” acudiría a la celebración del Grito de Independencia que el mandatario encabezará.

“Lamento la ausencia del titular del poder ejecutivo que en términos de nuestro reglamento fue convocado en tiempo y forma, la igualdad y la no sumisión como hasta hace unos días me motivan, en mi calidad de representante de este poder a rechazar públicamente su invitación para acudir a la ceremonia del Grito de Independencia esta noche; por cortesía política se lo agradezco, pero en la congruencia obliga a aceptar un precedente de cara a una nueva relación institucional de fondo, no solo de forma”.

Los posicionamientos

Tras dicha declaración y con campanita en mano, Espinosa Torres dio la palabra a los representantes de las fuerzas legislativas, quienes emitieron un posicionamiento.

Casi todos fueron deslucidos y predecibles, pues hace unos días firmaron un pacto de civilidad, con el cual se comprometían a no ofender o insultar en la tribuna legislativa.

Uno a uno fueron pasando, mientras Juan Pablo Kuri, el único diputado del verde invitaba a sus homólogos a trabajar sin distingo político, Nibardo Sánchez representando al PRI aseguraba que ellos serían la nueva oposición.

En tanto Mónica Rodríguez Della Vecchia, defendió el triunfo de Alonso Hidalgo, similar a lo que dijo Carlos Morales, de Movimiento Ciudadano (MC) quien acusó de “agandalle” por no estar incluidos en la Mesa Directiva.

Mientras Gerardo Islas, representando a Nueva Alianza, intentaba asumir una postura crítica contra las legislaturas anteriores por su gasto discrecional, al tiempo que invitaba a sus homólogos que se bajara el sueldo y recordaba que en campaña se comprometió a donar su salario a proyectos productivos de su distrito.

También los de Morena tuvieron posicionamientos tibios, limitándose a afirmar que a partir de este día estaban comprometidos a servir a los poblanos y no a servirse de ellos, al tiempo que recalcaron su compromiso con la ciudadanía.

Contrario a lo esperado, el único que defendió el triunfo de Barbosa fue Raymundo Atanacio Luna, quien afirmó que la coalición de “Juntos Haremos Historia” reconocen al exsenador como el que ganó la elección a gobernador.

Al mismo tiempo, resaltó que la violencia vivida durante el proceso electoral atentó contra la democracia y exigió que se repitan la elección a gobernador.

“Esperamos nuevas elecciones en donde la voz del pueblo sea respetada”.

Poco después con la toma de protesta y la entonación del himno al estado de Puebla, quedó constituida la LX Legislatura del Congreso del Estado.

Minutos después, al salir del Congreso del Estado, los integrantes de “Juntos Haremos Historia” fueron recibidos con mariachi y confeti por sus simpatizantes, por lo que ellos agradecieron y al mismo ellos reiteraron su compromiso con el pueblo.

De manera oficial este sábado 15 de septiembre, dio inicio la cuarta trasformación en Puebla.

0 Comentario(s)

Artículos sugeridos