Domingo, junio 23, 2024

28 abril, 2021

Redacción PH

Yoga

En este mundo donde las personas vivimos con una carga de stress muy elevada, con egoísmos, disputas, envidias, preocupadas, alteradas; cabe destacar que dentro de ello, la mayoría de los seres humanos estamos constantemente en la búsqueda de la felicidad, siendo necesario establecer que este término puede ser muy subjetivo, ya que cada persona concibe la felicidad de diferente forma, algunos pueden basarla en el dinero, otros en el poder, en el trabajo, en el sexo y otros mas en planos mas espirituales.

He encontrado una opción para encontrar el camino a la felicidad definiendo ésta, como un estado de satisfacción, gusto, contento, tranquilidad; ese camino se llama YOGA.

El YOGA procede de la raíz yug, ‘yugo, unión’ y se traduce generalmente como “integración del individuo con el todo”. Significa unión entre cuerpo, mente y espíritu. El yoga es una ciencia hindú que tiene más de cinco mil años de antigüedad. No es una religión. Es un sistema de filosofía, el único que tiene una aplicación práctica en la vida diaria. 

 Los Yoga sutras prescriben la adhesión a ocho preceptos que constituyen lo que se denomina ashtanga yoga, histórica y etimológica es ‘yoga de los ocho pasos’ (ashta: ‘ocho’, anga: ‘miembro’). Se cree que estos sutras (aforismos) fueron escritos entre el 400 y el 200 antes de nuestra era, y son el texto principal del yoga clásico. En ellos Patañjali recopiló y sistematizó los conocimientos acerca de estas técnicas.

El ashtanga yoga sería el mismo raja yoga (‘el rey del yoga’ o de la concentración interiorizada) que aparece en el Bhagavad Guita. A estos pertenecería el conocido hatha yoga.

Las ocho ramas o prácticas de este camino del yoga son:

Yama (‘prohibiciones’):
ahimsa (‘no violencia’),
satya (‘veracidad’),
asteya (‘no robar’),
brahmacharia (‘ir con el Brahman’ o estudio de los Vedas en la práctica: celibato)
aparigraha (‘no apegarse’).
Niyama (‘preceptos’):
saucha (‘limpieza’),
santosha (‘tranquilidad’),
tapas (‘calor’, automortificación),
swadhyaya (‘estudio de sí mismo’),
íswara pranidhana (‘ofrecerse al Controlador).
Asana (‘posturas’). Esta sección trata acerca del hatha yoga.
Pranayama (control de la respiración)
Pratyahara (poco comer, control de los sentidos)
Dharana (sostenimiento)
Dhyana (meditación)
Samadhi (completa absorción)

El sistema de yoga más conocido en Occidente es el hatha yoga, el yoga físico. El hatha yoga es un camino para entender al cuerpo en su sentido más pleno. A pesar de que a primera vista puede parecer una práctica superficial, sus efectos son profundos. El hatha yoga es único para armonizar cuerpo, mente y las emociones.

El cuerpo es un mecanismo milagroso, resultado de millones de años de evolución. Nos parece tan normal, que no lo valoramos, y rara vez nos damos cuenta de la maravilla que es. Abusamos de él y le imponemos un desgaste, un envejecimiento prematuro y un estrés desmesurado. Algunas de las consecuencias de estas conductas son la rigidez,  tensiones en todas las partes del cuerpo, cierta inmovilidad, problemas circulatorios y respiratorios, y un aumento de las toxinas en el organismo.

El hatha yoga devuelve al cuerpo la flexibilidad y la movilidad. Mejora la circulación, la eficiencia glandular y nerviosa,  la digestión, la asimilación, la eliminación, el vigor y la capacidad respiratoria. 

La salud es el estado natural; la enfermedad es signo de desequilibrio y de una forma de vida equivocada. El hatha yoga pone en nuestros manos la responsabilidad de nuestra propia salud y los medios para alcanzarla. Devuelve el equilibrio al cuerpo, a la mente y a las emociones. El cuerpo de un hatha yogui se vuelve ágil, fuerte, sensible, lleno de energía. En un cuerpo así, la mente puede alcanzar su máximo potencial.

Al superar las barreras físicas, se disuelven también las mentales. La mente se vuelve más eficiente, más alerta y más tranquila. Se nos abre el camino hacia una meditación profunda. Experimentamos momentos de paz, de belleza y de dicha que es imposible explicar con palabras.

Es por ello que recomiendo a ustedes queridos lectores, que empiecen con esta disciplina primero con el Hata Yoga, pronto verán los beneficios de su práctica obtendrán un equilibrio mental, físico y espiritual una vida más feliz y tranquila. Posteriormente ustedes podrán analizar si se adentran más al estudio de toda una filosofía de vida.

Como siempre espero sus comentarios a mi correo electrónico [email protected]

Todas las entradas

28 abril, 2021

Yoga

En este mundo donde las personas vivimos con una carga de stress muy elevada, con egoísmos, disputas, envidias, preocupadas, alteradas;...

LEER NOTA

20 abril, 2021

Feliz 4:20

Queridos lectores, hoy las redes se inundaron de 4:20, pero ¿saben que significa este número? El 4/20 hace referencia al...

LEER NOTA

14 abril, 2021

La moda

La moda es algo que ha apasionado a la humanidad desde hace miles de años, pero el concepto como tal...

LEER NOTA

24 marzo, 2021

Chocolate

Tengo que reconocer que durante esta pandemia lo que más he consumido es chocolate, y es que el chocolate es...

LEER NOTA

18 marzo, 2021

El placer de viajar

Como dice el famoso cuplé “fumar es un placer” añado otro, viajar también lo es. Me encanta conocer nuevos lugares,...

LEER NOTA